martes, 10 de mayo de 2011

Yo, esperando milagros

Martes 3 de mayo de 2011


¿Yo? tejedora de encajes entre lienzos y pliegos
en la tarde de lluvia de un mayo inesperado.
intempestivo y nublado

desperté muy temprano
dispuesta, algo turbada,
inquieta y apurada
decidida a reanudar, a seguir aprendiendo
sigo creyendo en mitos y quimeras.

Presiento en las auroras tu voz 
danza mi alma al compás de la espera
canta mi espíritu con las notas del viento. 



Un día más  se vislumbra  en el tiempo
La lluvia es señal de otro comienzo. 
Se despide la tarde con un cielo cerrado
que huele a huerto calado, a caldo de añoranzas
a tizana de plantas y noches de chicharras.
Espero...


sigo creyendo en sueños y milagros…

martes, 3 de mayo de 2011

Bajo la ventana

Noche cerrada de lluvia, nublosa
las notas de un violín bajo mi ventana
tu voz, tu recuerdo, las horas lejanas
la nostalgia que ensortija mi alma
mi mente despierta hasta la alborada.

Y tu dulce recuerdo que llega
levantando el velo de la madrugada.

domingo, 1 de mayo de 2011

Símbolos de mis andanzas II . Los Faros


Símbolos de mis andanzas II. Los Faros
Iluminan la noche  de un bardo ensimismado
las tristes horas del alma peregrina.
En la tormenta  aclara la angustiosa duda.
Del mar recibe la fuerza que serena
Imponente nos trasforma las nostalgias
En la barca de las horas su fulgor nos envuelve
Los faros son encuentros, retornos, anhelos.
Quien vive en un faro sabe lo que es amar
Conoce en el ímpetu del viento  las horas de la noche.
Quien ha visto de cerca un faro, sabe lo que es subir
descender entre rayos, nubes, neblina, resplandor.
crece bajo una lámpara encendida.
Vive eternamente iluminado.
Quien habita en un faro, conoce su misión, no teme a la vida
Faros de nuestras vidas son los padres, los maestros.
Los ángeles, las musas, la luz interna del alma.
Faros son las experiencias, las sorpresas, los ensueños, las
distancias, los olvidos.
Faro, Faroles del tiempo, entre luchas, juegos, cantos, pasiones y
Dolores.
Faro luz de la nada, de la magia, de lago sagrado, del diamante y
flor de lis. Del loto de los sueños en las cascadas.
Faro de la mañana, que purifica mi ser en la eternidad del alba.
El Faro más hermoso, majestuoso y refulgente: Dios.